martes, 21 de mayo de 2013

Pollo marroquí. Como viajar sin salir de la cocina.


Pollo marroki, cocinando espero

Para escuchar mientras lees: Compartir (Carla Morrison)


Quiero compartir mis secretos y mis suspiros,
quiero aprender a entender al mundo contigo.
Carla Morrison

Me encanta ver los programas de españoles, castellanos manchegos, madrileños, primos segundos, carpinteros, vecinos del quinto...por el mundo. 
Para personas que como yo por h o por b no han tenido oportunidad de viajar demasiado fuera de su país no veas el gran "favor" que nos hacen. Me quedo obnubilada frente al televisor viendo esas casas, esas vidas que presentan, esos lugares tan maravillosos que hacen que  me vaya a la cama pensando en visitar  esa ciudad. Por tanto, he ido acumulando una lista tan grande que,  entre lo que quería y lo que me han hecho querer no sé si llegaré a tener tiempo y dinero para conocer absolutamente todo. 

Pero siempre hay una forma que sin moverte de casa te traslada inmediatamente a donde quieres. Los olores son muy importantes y si les unimos el sabor podemos cerrar los ojos y quizá estar frente al mar! 

Yo decidí irme a Marruecos, traer sus calles a mi cocina por unas horas. Y no necesité a callejeros, electricistas, chicas de pelo azul, hombres que se dejan barba para estar más guapos...por el mundo.

Pollo marroki, cocinando espero


  • 6 muslitos de pollo
  • Zumo de 1 limón
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimienta cayena
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 6 cucharadas de pasas
  • 6 cucharadas de piñones
  • 1 ramillete de menta fresca
  • 150 ml agua
  • 150 ml aceite oliva
  • 1 pastilla de caldo de pollo
  • 200 gr cuscús (200 ml agua, mantequilla y sal)
  • Sal y pimenta
Ingrediente secreto: Viajar.

  1. Salpimentamos los muslitos de pollo. Colocados en una fuente.
  2. En un mortero machacamos la pimienta cayena.
  3. Le añadimos los dientes de ajo bien picados, el zumo, la canela, las pasas y los piñones.
  4. Le añadimos la mitad del aceite. Mezclamos bien y cubrimos los muslitos con esta mezcla. Dejamos macerar 1 hora.
  5. Pasado el tiempo, ponemos el resto del aceite en una cazuela. Fuego fuerte.
  6. Escurrimos bien los muslitos y freímos hasta dorar por ambos lados.
  7. Quitamos el aceite de la cazuela y añadimos los ingredientes de la maceración.
  8. Añadimos el agua y la pastilla de caldo.
  9. Dejamos llevar a ebullición.
  10. Rectificamos de sal , picamos la menta y cocemos unos 15 minutos más con la cazuela tapada.
  11. Preparamos el cuscus. En una cacerola echamos 200ml de agua y sal. Cuando hierva añadimos el cuscús y retiramos del fuego.
  12. Dejamos reposar un minuto y añadimos una cucharada de mantequilla.
  13. Movemos.
  14. Servimos en un plato hondo, el cuscus alrededor y el pollo encima.
  15. Recomiendo la cata!!

Pollo marroki, cocinando espero

8 comentarios :

  1. ¡¡¡ Riquisima receta, perfecta !!!! Hay que dejar volar la imaginación y la cocina es un lugar especial para ello. Los olores, sabores y colores nos trasladan a otros mundos, a otros lugares y culturas diferentes...es maravilloso tener ésta oportunidad que tu bien aprovechas.
    Me ha encantado la entrada de hoy, que no solo nos ha trasladado a Marruecos, sino también a Andalucia....
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen. A veces si no fuera por mi olfato...

      Eliminar
  2. Hola María
    Me encanta la receta, es una versión muy original del cuscús con pollo. Yo soy marroquí pero vivo aquí en España y tengo que decirte que por unos momentos me has hecho viajar a mi país. Muy buena presentación, me encanta!
    Tengo unas recetas marroquíes en mi blog, así que cuando quieras pásate y compartimos nuestras recetas.
    Un saludo de la agente magdalena.
    operacionpastelitos@blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asmae , cuánto me alegra haberte llevado por unos segundos a tu tierra!

      Gracias por tu visita!!
      Besos-

      Eliminar
  3. Maravillosa receta! Una presentación estupenda, me la llevo.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola María.
    Qué pollo tan extraordinario nos has traído... delicioso. Y con el cus-cus... Yo he estado cinco veces en marruecos, y desde luego nunca me han servido un pollo tan bueno como el tuyo.
    Me gusta tu estilo y tu receta.
    Lo probaré.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Pues sin duda hemos viajado a Marruecos con tu receta y tus fotos. Casi puedo sentir el olor de las especias y el sabor dulce de la salsita. Nunca mejor que con su poquito de sémola. Adoro!
    Feliz {lo que queda de} domingo!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Pues tengo unos muslitos en el congelador, no creo que tarde mucho en hacer esta receta. Hace tiempo viajé a Marruecos y aunque no me entusiasmo demasiado si que recuerdo aún los olores y los colores que me entusiasmaron.
    Un beso

    ResponderEliminar

Después de haberte echado la charla...no te apetece hacer lo mismo?
No dudes en decir lo que se te pase por la cabeza.
Aquí estaré!

Dedicado a mi madre y a mi abuela, por todo lo que me han dado y enseñado. Dedicado a mi Gordito por apoyarme en todo con lo que me ilusiono y ser tan agradecido con cada receta que hago. Os quiero

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Blogging tips