lunes, 14 de septiembre de 2015

Espagueti con albóndigas. Tocar el cielo no es lo mismo que vivir en el.


espagueti con albóndigas cocinando espero
 

Hubo un día en el que imaginé lo que sería tocar el cielo.
Hubo un día en el que creé un gran concepto de dicha frase.

Tocar el cielo sería como volar en sueños y viajar sin prisas. Sería carecer de problemas y preocupaciones y sentir que la vida no tiene otra cosa que hacer que ponerte las cosas tan fáciles que hasta pareciesen mentira. Tocar el cielo sería tan espectacular como los fuegos artificiales y tan bonitos como los amaneceres en plena orilla del mar.
Tocar el cielo, para mi, parecía algo imposible...Hasta que llegó.

Entonces me dí cuenta que tocar el cielo es una cosa y que  vivir en el es mejor. Por eso lo llevo haciendo desde hace 13 meses.
Vivir en el cielo es tan sencillo...

Y vosotros ¿Dónde vivís?

espagueti con albóndigas cocinando espero

Tan sencillo como la receta de hoy. Ya sabéis que no me gusta complicar en exceso las cosas. Si es rico y fácil ¿disfrutaremos el doble? Eso espero.

Nunca había probado esta receta, es la primera vez que la hago y pensé que no me iba a gustar la mezcla. ¡Qué confundida estaba!

Probad!! (luego me contáis)

espagueti con albóndigas cocinando espero

(2personas)

  • 150 gr carne picada de ternera
  • 100 gr carne picada de cerdo
  • 200 gr espagueti
  • 200 gr tomate pelado en trozos
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate
  • 50 ml cava o vino blanco
  • 50 ml agua
  • 1/2 cebolla morada
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de orégano
  • sal y azúcar
Para aderezar la carne

  • 1 huevo
  • sal
  • 1 dientes de ajo picados o ajo en polvo
  • Perejil picado
  • Pimienta negra
  • 1 cucharadita de café de ketchup
  • 1 cucharadita de café de mostaza
  • 1/2 cucharadita de sazonador de carne
  • 2 cucharadas soperas colmadas de pan rallado
  • Harina para hacer las albóndigas
Ingrediente secreto: Crear nuestro cielo particular allá donde estemos.
  1. Aderezamos la carne picada y realizamos con la harina las albóndigas. Freímos en abundante aceite de oliva y reservamos.
  2. Picamos la cebolla y el diente de ajo
  3. En una sartén con aceite pochamos a fuego medio y tras 10 minutos aproximadamente añadimos el tomate.
  4. Transcurridos 10 minutos añadimos el concentrado.
  5. Probamos y rectificamos con sal y, con el azúcar, la acidez.
  6. Añadimos el cava y el agua , echamos las albóndigas y dejamos hervir unos cinco minutos.
  7. Mientras cocemos los espagueti en agua salada según lo que nos recomiende el fabricante o nuestro gusto. Escurrimos.
  8. En una fuente echamos los espagueti y encima las albóndigas.
  9. Espolvoreamos queso rallado y orégano.
  10. Servid y disfrutad!

espagueti con albóndigas cocinando espero


lunes, 7 de septiembre de 2015

Stromboli de jamón cocido y mozzarella. Septiembre: Proyectos y realidades.



Primer Lunes de Septiembre.
Primera entrada desde hace meses. 
Primeras palabras para quienes se pasan por aquí de vez en cuando y primeras gracias a los que no se han marchado.


Aquí estamos de nuevo. 


Comienza mi mes favorito. El que me devuelve las ganas de todo, el que, con sus mañanas y noches frescas, me inyecta toda la energía que el verano me suele quitar (este ha sido realmente horroroso)



Septiembre se llena de proyectos ajenos y propios. Nuevas decoraciones blogueras, agendas de lo más molonas intentando que cumplas tus sueños, frases llenas de inspiración para comerse el mundo y creer o ver , depende del grupo al que pertenezcas, que todo lo que tienes en la mente es posible.

Entonces, convierto todos mis anhelos, deseos y proyectos en un mejunje extraño, de sabor raro, ni dulce ni salado sino todo lo contrario y comienzo el mes.

Me propongo e impongo, me prometo y ruego cumplir la promesa pero... me veo realmente capacitada para todo lo que tengo en mi cabeza??

Y como dueña de mi persona y de mi mente, aunque ésta, más que menos, suele ir por libre, decido que debo hacer una lista de proyectos y realidades, que pueden llegar a ser ambas cosas...quizá algún día.

He decidido que voy a empezar por cosas pequeñas pero más que significantes. Esas serán las que llenen mis días de vida. El resto ¿puede esperar?



Así que mi lema será:

- Pensar en aquí y ahora. Dejar de poner "peros" al futuro.
¿Cuál es tu proyecto? ¿Qué te has propuesto? ¿Cómo lo vas a conseguir?

Si me respondes me ayudarás con los míos... Aún no sé ni cómo empezar.



El stromboli es una pizza enrollada. Su nombre se debe a la isla Stromboli en Sicilia. Comparan el comportamiento del queso en el horneado con el de la lava del volcán de esta isla.



Nunca había realizado masa calzone. Ha sido todo un éxito!! Os animo a que lo probéis!!



Fuente de la receta: 500 pizzas y panes planos



Para la masa:


  • 100 gr harina de fuerza
  • 87.5 gr harina normal
  • 1/2 cucharada de azúcar
  • 1/2 sobre levadura de panadero
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 11 ml aceite oliva virgen
  • 112.5 ml agua caliente
Para el relleno:
  • 200 gr de jamón cocido
  • 200 gr mozzarella rallada
  • Parmesano rallado
  • 1 cucharada de mantequilla
Para la salsa de tomate:

  • 200 gr tomate triturado
  • Aceite de oliva virgen
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 cucharadita de ajo molido
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de azúcar

Ingrediente secreto: Tener ganas de soñar pero sobre todo de realizar.




  1. Mezclamos las harinas con la levadura, el azúcar y la sal.
  2. Mezclamos el agua con el aceite y añadimos a la harina poco a poco. Amasando de forma manual o en la panificadora. 
  3. Cuando la masa esté homogénea, tras unos diez minutos de amasado, la dejamos reposar otros 10 min. aproximadamente.
  4. Golpeamos la masa para quitar el aire y en una superficie enharinada con ayuda de un rodillo, la convertimos en un rectángulo de unos 30*36 cm.
  5. Precalentamos el horno a 190º
  6. Echamos la mozzarella por encima. Colocamos las lonchas de jamón cocido dejando un centímetro por cada lado.
  7. Enrollamos la pizza desde el lado más largo dejando el cierre en la base y cerramos los extremos.
  8. Derretimos la mantequilla y pintamos la pizza por encima. Echamos el queso parmesano o , como en mi caso, queso curado en aceite...(en mi pueblo este queso no existe (casi me da algo, sacadme de aquí!!!)
  9. En una bandeja forrada con papel para hornear metemos y dejamos hacer durante unos 25 minutos o hasta que esté dorada.
  10. Sacamos y dejamos enfriar 5 minutos antes de cortar con un cuchillo bien afilado.
  11. Servir con la salsa de tomate al lado.
  12. Disfrutad!!

martes, 24 de marzo de 2015

Simplemente Torrijas.

Mi amada abuela

Toda una vida estaría contigo, no me importa en qué forma, ni dónde ni cómo...
pero junto a ti

Vamos contando sus años como logros conseguidos. Aplaudimos su estado al igual que restamos pequeñas capacidades en su día a día. 92 años llenos de fuerza, de trabajo, de risas y de llantos. Llenos de cabezonería, de su especial sentido del humor y de su ironía. 92 años, camino de 93 como ella presume, llenos de su voz, de sus consejos, de su presencia.

92 años...y me da tanto miedo.

No hay Navidad sin su sobrecitos de aguinaldo. No hay día de todos los Santos sin nuestra visita al cementerio, no hay verano sin sus rosas y no hay Semana Santa sin sus TORRIJAS.

Me gustan las tradiciones familiares pero, a la vez, me dan pánico. ¿Qué pasará cuando los protagonistas de estas tradiciones no estén en mi vida? 
Todo el mundo dice que debo estar preparada para la pérdida, preparada para despedirme, preparada para el final. Yo no sé cómo hacerlo.
Entrenar al corazón para que cuando llegue el momento las cosas duelan menos...¿es posible? Me siento incapaz.

92 años, treinta y cinco los mios a su lado y estaría... toda una vida.

Os dejo la receta que año tras año repetimos, no modifico ni una coma. Las tradiciones son para algo y cuando ella no esté la receta servirá para recordarla.


  • Una barra de pan del día anterior o una barra para torrijas
  • 3 huevos
  • 1 litro de leche
  • 1 rama canela
  • Piel de una naranja
  • Azúcar
  • Anís en grano
  • Aceite oliva
  • Canela molida
  1. En una cacerola hervimos la leche con la rama de canela, la piel de naranja, anís en grano (unos 15-20) y un par de cucharadas de azúcar (si os gusta más dulce podéis echar más)
  2. Cuando hierva apartamos del fuego, colamos y dejamos enfriar.
  3. Cortamos la barra en rebanadas
  4. En un bol mezclamos azúcar y canela molida para envolver después de fritas las torrijas.
  5. Para que el aceite no haga mucha espuma, en un bol echamos las claras del huevo, las batimos casi a punto de nieve y a continuación unimos las yemas y batimos.
  6. Ponemos una sartén con abundante aceite de oliva al fuego.
  7. Metemos las rebanadas en la leche, mojando bien con cuidado de no romperla.
  8. Lo rebozamos en el huevo y freímos hasta que dore.
  9. Las sacamos y posamos en papel absorbente para quitar el exceso de aceite y rebozamos en la mezcla de azúcar y canela.
Dedicado a mi madre y a mi abuela, por todo lo que me han dado y enseñado. Dedicado a mi Gordito por apoyarme en todo con lo que me ilusiono y ser tan agradecido con cada receta que hago. Os quiero

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Blogging tips