jueves, 31 de mayo de 2018

Dumplings de cerdo. El valor del tiempo.


Cuánto tiempo...!

El nacimiento de este pequeño espacio tuvo un motivo, la espera.
Con el tiempo y mis vivencias, me he dado cuenta de que llevo casi toda mi vida esperando algo. Las frases, las cuales se repiten sin cesar y que aturullan una cabeza llena de mil cosas, son tales como: cuando tenga esto podré..., cuando tenga tiempo haré..., cuando esto se solucione cambiaré...
Cuando, cuando cuando...

Y un día te despiertas de tu mal sueño, con un raro dolor de estómago , sales de la cama y dices muy convencida: HOY ES HOY y no voy a esperar a mañana para dar mis pasos.





El tiempo por sí solo no cambia nada, en la espera debe haber acción, si no, por mucho tiempo que pase, todo estará en el mismo lugar donde un día paraste.
Mi tiempo no se mide en los segundos que se necesitan para que pasen las horas, no.
Mi tiempo se mide con cada paso que doy, con cada cambio que realizo, con cada decisión que tomo y, ante todo, por cada día que mi hija me hace sentir que he venido al mundo para algo, y eso me lo hace sentir desde antes que naciera.

No dejes que el tiempo decida.
Hazlo tú primero!




Y esta receta, por absurdo que pueda parecer, es uno de mis pequeños pasos de hoy.


Para la masa de los dumplings:

  • 250 gr harina común
  • 3/4 sobre de levadura panadero
  • Soda (1 par de sobres gasificantes)
  • Pizca de sal
  • 115 ml agua caliente

Para el relleno:

  • 250 gr carne cerdo picada
  • 1 gr jengibre picado
  • 30 gr puerro picado
  • 1 cucharada de soja
  • 100 ml de caldo de carne 
  • Aceite de girasol

  1. Mezclamos los ingredientes de la masa en un bol. Amasamos bien hasta que se nos despegue de las manos. Hacemos una bola y dejamos reposar en el bol tapado con un trapo húmedo hasta que doble su volumen. (1-2H)
  2. En otro bol mezclamos los ingredientes del relleno y guardamos en la nevera para que coja bien el sabor hasta que la masa este lista.
  3. Cogemos porciones de la masa, unos 15gr. aprox. estiramos con un rodillo y le damos forma redonda. Si de esta manera os resulta complicado, puedes estirar más cantidad de masa y cortar con un aro redondo. El grosor del disco debe ser unos 3 mm.
  4. Rellenamos en el centro con una cuchara.
  5. Doblar los dumplings quizá sea lo más complicado de la receta. Se puede hacer parecido a las empanadillas o bien ir juntando en el centro los bordes (algo parecido a un higo...)
  6. Ahora tienes dos opciones: al vapor o a la plancha.
  7. Si lo haces al vapor deberán cocinarse en una vaporera durante 8 min.
  8. Si lo haces como yo, pon en una sartén honda de la cual tengas tapadera, unas cucharadas de aceite de girasol.
  9. Cuando esté caliente añade los dumplings por la base y deja un par de minutos. A continuación añade 4-6 cucharadas de agua y tapa para que se cocine con ese vapor.
  10. Cuando notes que el agua se ha evaporado puedes darlos la vuelta para dorarlos por ambas partes como yo o bien dejarlos como están.
  11. Acompáñalos con salsa de soja.
Y ahora...

Disfruta de tu tiempo, te lo mereces!


3 comentarios :

  1. Que buena pinta que tienen. Tendremos que probarlos. Eres una artista de la cocina.

    ResponderEliminar
  2. Vaya pinta que tienen.....ricos,ricos.

    ResponderEliminar
  3. Que buena pinta... Yo ahora estoy también experimentando con la comida asiática, unos sabores fantásticos, y es bastante equilibrada.

    ResponderEliminar

Después de haberte echado la charla...no te apetece hacer lo mismo?
No dudes en decir lo que se te pase por la cabeza.
Aquí estaré!

Dedicado a mi madre y a mi abuela, por todo lo que me han dado y enseñado. Dedicado a mi Gordito por apoyarme en todo con lo que me ilusiono y ser tan agradecido con cada receta que hago. Os quiero

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Blogging tips