viernes, 12 de febrero de 2010

CHULETAS MORUNAS



Para escuchar mientras lees: The side you never get to see (The frames)


Llego con retraso, abro mi blog , pongo la música y plof! me sale un anuncio antes de la canción elegida. ¿Pero qué es esto? o como suelo decir ¿pero qué me estás contando?
Lo siento, no es mi culpa, simplemente  la página que me dejaba poner enlaces en mi blog ha decidido , como es lógico y normal,  llevarse unas perrillas al bolsillo con publicidad incrustada.

The side you never get to see  ( el lado que nunca podrás ver) Is the part I keep from everyone (es la parte que guardo de cada uno).

Ese lado que oculta una faceta especial de cada uno de nosotros, es la parte que nadie conoce de ti. Tu pensamiento a tiempo real, tus misterios de cada día. Ese lado realmente necesario para mantener un soliloquio de vez en cuando, para analizar los problemas y proponer solución. Necesario para sorprender. Eternamente necesario para soñar.

Es tuyo, solamente tuyo. Guárdalo como quien guarda su más preciado tesoro. Se egoísta por una vez en tu vida y disfruta de tener algo que quizá si mostrases más de uno querría tener. Estará contigo hasta el último de tus días si sabes cuidarlo. 

Mantén el secreto, el lado del que hablo es tu ESENCIA. Nunca la pierdas.

M.R.O

Ay María! Saqué la carne del congelador, la cual no sé porqué no tenía etiqueta. Por su aspecto me parecía carne magra de cerdo, así que cuando pasaron sus horitas correspondientes de descongelación en el frigorífico y fui a cocinarla me dí cuenta que eran chuletas de cerdo. Puff! Y ahora que hago yo?? Pues nada, dos vueltas en mi cabeza y ya estaba la idea perfecta para darle un toque diferente a las chuletitas. Muy , muy, muy sencillo!!!!!


Dificultad : Fácil
Personas: 4
Tiempo pre-preparación:1 día
Tiempo: 15 min

  • - 4 chuletas de cerdo
  • - Aceite oliva
  • - Sal
  • - 1 cucharadita de Pimentón dulce y otra de pimentón picante
  • - 1 cucharadita orégano
  • - 1 cucharadita Tomillo
  • - 1 cucharadita Hierbas provenzales
  • - 1 o dos dientes de ajo picado
  • - 1/2 vaso vino blanco
  1. En un bol echamos todos los ingredientes (menos las chuletas por ahora) mezclamos bien y metemos las chuletas para dejar macerar mínimo 12 horas. (La mezcla debe cubrir bien las chuletas, darle una vuelta a las 6 horas aproximadamente)
  2. Cuando se quieran cocinar se puede hacer de dos maneras en los dos casos se deberá dejar escurrir un poco la carne elegida, en este caso las chuletas.
  3. Al horno: poner el horno a 180º y las chuletas en una bandeja. Dejar unos diez minutos y dar la vuelta para otros diez minutos más, y con un pincel las pintamos de el macerado. Comprobar el punto que queremos dar a la carne, poco hecho, al punto, o muy hecho y sacar. 
  4. En una sartén: Poner sartén al fuego y echamos una cucharada del aceite donde estaban las chuletas. Cuando esté caliente las echamos, y si vemos que se pueden quedar un poco secas (que no creo que sea así) pues las pintamos con  un poco más del mismo aceite.
  5. En ambos casos se puede acompañar de una ensalada, patatas asadas, fritas o en puré o lo que se os ocurra!!.
Versión para imprimir

3 comentarios :

  1. Maria, he adobado carne para pintxos pero no se me habia ocurrido con chuletas, y por la pinta que tienen merece la pena probar.
    Muxutxo bat

    ResponderEliminar
  2. Que carne, para comer con un buen pan. Yo siempre soy el del pan.

    saludos

    ResponderEliminar

Después de haberte echado la charla...no te apetece hacer lo mismo?
No dudes en decir lo que se te pase por la cabeza.
Aquí estaré!

Dedicado a mi madre y a mi abuela, por todo lo que me han dado y enseñado. Dedicado a mi Gordito por apoyarme en todo con lo que me ilusiono y ser tan agradecido con cada receta que hago. Os quiero

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Blogging tips